Tras 95 años, cierra penal de Otumba

Otumba, Méx. Las instalaciones del Centro Penitenciario de Otumba Centro fueron cerradas luego de 95 años de operación debido a que ya no eran aptas para reclusión y no cumplía con los estándares, por lo que las 34 mujeres que permanecían internas en este, fueron trasladadas al penal femenil de Nezahualcóyotl Sur.

La Secretaría de Seguridad del estado de México informó que a través de la Subsecretaría de Control Penitenciario procedieron al traslado de la internas, con lo que se cerró oficialmente el penal, derivado de la estrategia para la reinserción social instrumentada por el gobierno mexiquense.

La dependencia explicó que la Organización Civil “Reinserta a un Mexicano” y la Comisión de Derechos Humanos mexiquense estuvieron presentes durante todo el desarrollo del operativo.

Destacó que las 34 mujeres que ahí residían fueron trasladadas al Centro Penitenciario Femenil que cuenta con los más altos estándares en servicios de alimentación, salud, espacios para hijos de madres privadas de la libertad, además de ser una institución que ha logrado la acreditación de la Asociación de Correccionales de América (ACA), el organismo evaluador de estándares penitenciarios más relevante en el hemisferio.

“En términos de acciones a favor de la reinserción social y la protección de grupos vulnerables, es importante mencionar que dicha infraestructura en el municipio de Nezahualcóyotl cuenta con los espacios necesarios para garantizar la estancia digna y segura de las personas privadas de la libertad, señaló.

La secretaría también informó que “el centro cuenta con una capacidad institucional de 413 camas distribuidas en seis dormitorios, de las cuales sólo 183 se encuentran actualmente ocupadas. Con el arribo de las 34 mujeres privadas de la libertad, el centro mantendrá un estatus habitacional, ya que tendrá un total de 217 espacios ocupados y 196 disponibles”.

Agregó que respecto de los seis dormitorios, uno de ellos (dormitorio 5) ha sido reservado especialmente para aquellas madres privadas de la libertad que han decidido conservar la guardia y custodia de sus hijos menores de edad. De forma particular se han diseñado áreas especiales enfocadas en el bienestar y desarrollo de los infantes.

“Cuenta con área de juegos y libros para el uso de los menores de acuerdo con su edad, área de maternidad en la que los menores sean ubicados en un lugar seguro y cómodo durante el horario de actividades de las madres; un parque, el cual se trata de un área para la recreación de los menores y un comedor en el que los menores puedan tomar sus alimentos en un ambiente de tranquilidad”, aclaró.

La SS afirmó que se cuenta con el apoyo del Instituto de Capacitación y Adiestramiento para el Trabajo Industrial (ICATI), el cual ofrece talleres de conserva de frutas y verduras, panadería, cocina mexicana e internacional, gelatina artística tallado de frutas, entre otros.

También se tiene el beneficio de labores remuneradas mediante convenios de participación y capacitación para el trabajo, celebrado entre la Subsecretaria de Control Penitenciario y Reinserción Social y particulares; con talleres de pinzas, foamy y tejido.

“Con estas acciones, el gobierno del estado de México refrenda su compromiso en construir las mejores condiciones posibles para que las personas privadas de la libertad, principalmente de las mujeres y demás grupos vulnerables, compurguen su pena y tengan mejores herramientas para reintegrarse a la vida en libertad”, difundió.

Con información de La Jornada 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *