Prolifera trata de personas en EDOMEX

Por su gran densidad poblacional el Estado de México es una de las entidades más complejas de todo el país. Con más de 17 millones de habitantes se ha convertido en uno de los estados con mayor delincuencia, pobreza y desigualdad en los últimos años, situación que ha fomentado delitos como la Trata de Personas.

De acuerdo con estudios realizados por la Organización de las Naciones Unidas en México, estados de escasos recursos como Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Tabasco son las entidades de origen de la mayoría de las víctimas de este delito, sin embargo, los estados fronterizos, así como zonas turísticas de playa, son los lugares de destino de la mayor parte de las víctimas.

El aumento en el número de desapariciones de mujeres que se registra en el Edomex se presume que podría estar ligado a la trata de personas, ya que se han identificado diversas rutas para este delito que inician en municipios de la zona oriente de la entidad y llegan a Tijuana, Laredo, Monterey, Mexicali, Nogales y Ciudad Juárez en la frontera norte.

En lo que va del año se han registrado 11 denuncias por trata de personas ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, sin embargo, sin ser la entidad con el mayor número de casos reportados, se presume que municipios como Los Reyes La Paz, Chalco, Ixtapaluca o Nezahualcóyotl forman parte de estas rutas para la extracción de mujeres hacia otras entidades del país.

Respecto al modus operandi de los tratantes, los expertos han identificado patrones recurrentes: el enganche por engaño, para explotación sexual y/o laboral, o por enamoramiento. En este caso, la mayoría de las veces con fines de explotación sexual.

A ello se suma que los grupos y redes criminales que se dedican al delito de trata de personas “presentan cambios constantes en sus estructuras delictivas, los cuales aprenden, innovan y adaptan” y el Internet potencia el modus operandi de los tratantes y facilita el reclutamiento de las víctimas, subraya el estudio realizado por la ONU.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, la incidencia sobre trata de personas no es de las más altas en el país, pues la Ciudad de México registra 88 casos de este tipo en lo que va del año, siendo la entidad con el mayor número de denuncias por este delito, en contraste, sí es la entidad con la mayor cantidad de mujeres desaparecidas, lo que lo convierte en un foco rojo.

Se tienen documentados casos sobre víctimas que tras desaparecer son explotadas sexual o laboralmente, principalmente cuando estas desapariciones ocurren en la zona metropolitana de la Ciudad de México o en delegaciones de la misma capital del país.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos señala que Texcoco, Tlalnepantla, Izcalli, Naucalpan, Ecatepec, Tultitlán y Nezahualcóyotl concentran el mayor número de lugares de paso para las víctimas de este delito, que son coptadas en diferentes puntos del Estado de México, así como de las alcaldías capitalinas.

Para combatir este delito autoridades mexiquenses han firmado convenios con la CDMX, Puebla y Tlaxcala, sin embargo, la mayoría de las víctimas no pueden denunciar, por lo que se considera que la problemática puede ser mayor a la que se estima actualmente.

Este lunes la Fiscalía General de Justicia mexiquense informó que de 2010 a la fecha se han logrado 51 sentencias por este delito: 31 en el rubro de trata de personas para explotación sexual.

En lo que va de 2019 han sido rescatadas 15 personas y albergadas 25 más, mientras que han sido iniciadas 106 carpetas de investigación.

con información de TresPM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *