fbpx
25 de mayo de 2022
Toluca, MX 23 C

Que no te engañen las encuestas

Las encuestas electorales se han vuelto un medio propagandístico que refleja la corrupción imperante en nuestro país. Las estadísticas son la mejor forma de manipular a la población.

Aunque muchos sostienen que las estadísticas no engañan, otros sostienen que se puede construir un mundo de mentira basándose en puras verdades. Si bien es cierto que las matemáticas son una ciencia exacta también es un hecho que la manipulación de datos se da cuando la información se presenta de manera distorsionada o incompleta. Como diría Henry David Thoreau: “Las matemáticas no mienten, lo que hay son muchos matemáticos mentirosos”.

Un claro ejemplo de esta situación lo tenemos con las casas encuestadoras en el Estado de México, que se han dado a la tarea de fungir como empresas de publicidad y propaganda para los aspirantes a la gubernatura y no como verdaderos agentes de información veraz y útil para la población.

Ahí tenemos al panista Enrique Vargas siendo soñandose “gobernador” desde hace tres años”, a su esposa “la mejor evaluada de México”, al Partido Verde como siendo “competitivo” en los comicios de 2023 y a Delfina Gómez siendo la “primera gobernadora del “Estado de México”

Con los comunicadores pasa lo mismo ya que los medios son manejados por los intereses de los empresarios y poco saben y poco les interesa la opinión pública.

TE PUEDE INTERESAR:  VIDEO | Elemento de la Guardia Nacional somete a mujer policía tras cometer infracción en EdoMéx

Maureen Malanchuk, especialista en manejo de información declara: “La información que tenemos no es la que queremos. La información que queremos no es la que necesitamos. La información que necesitamos no está disponible”.

A continuación, te presentamos los criterios a seguir para que puedas evaluar si la información es confiable o no y puedas formarte una opinión objetiva:

  1. El tamaño muestral. Según datos de la ONU, México es el décimo país más poblado del mundo con alrededor de 129 millones 163 mil habitantes. Actualmente para los estudios de opinión pública y preferencias electorales se está tomando una muestra de alrededor de 1,000 casos. Más allá de la representación estadística nos encontramos con qué no se consideran los niveles socioeconómicos en la misma proporción en los que se comportan a nivel nacional. Además de ese criterio la muestra debe distribuirse geográficamente y hacer ejercicios de aleatorización en la selección de candidatos para que se tenga representación estadística.
  2. La empresa contratante. Curiosamente el cliente que difunde la encuesta cuenta con las preferencias en los resultados. No es coincidencia que las encuestas que no cuentan con un patrocinador se apegan más a la realidad. Es importante considerar casas encuestadoras y medios de comunicación objetivos si nos queremos dejar manipular por informadores que desinforman. En más de una ocasión se ha vendido el concepto de “voto útil” basándose en los resultados de una encuesta poco confiable.
  3. La metodología. La aplicación de encuestas se puede hacer mediante diferentes herramientas ya sean cara a cara, telefónicas, online u otras. Lamentablemente no todas son incluyentes ya que elegir una sola técnica relega a parte de la población. Por ejemplo, aplicar encuestas exclusivamente online implica dejar fuera a más de un 60% de la población mexicana clasificada como no usuarios Web. De igual manera aplicar telefónica relega a todos los que nos tienen acceso a un número fijo y finalmente las encuestas personales dejan fuera a las personas que están poco tiempo en la calle.
  4. La manera de preguntar. Este punto es muy delicado ya que una pregunta mal planteada nos puede dar un resultado totalmente distorsionado ya sea de manera voluntaria o involuntaria. La secuencia en qué se manejan las preguntas en un cuestionario, el orden que le damos a las opciones de cada pregunta e incluso la redacción provoca que se carguen los resultados hacia ciertas respuestas.
TE PUEDE INTERESAR:  VIDEO | Así fue el asalto masivo en carretera de Querétaro a más de 300 automovilistas

La corrupción en nuestro país ha sido un verdadero problema que atañe no sólo al gobierno sino a todo el sector privado. La verdad se nos esconde minuciosamente por lo que estamos obligados a desarrollar un ojo clínico y a no dejarnos engañar por falsos periodistas y falsos investigadores.

Abraham Lincoln nos diría: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Amén.

Con información de FORBES

Comentarios
Previous Article

Se desploma tobogán y niños caen al vacío desde más de 10 metros  

Next Article

VIDEO | ¡Hay tiro! Profesor y alumno de IPN Zacatenco se enfrentan en pelea callejera

You might be interested in …

De 6 hasta 27 años de cárcel a quien obligue a una persona a mendigar y pedir limosna en EdoMéx

El Pleno de la Legislatura del Estado de México aprobó ajustes a la legislación mexiquense para castigar la mendicidad forzada como trata de personas, por lo cual se castigará con penas de seis a 12 años de prisión, de nueve a 18 años cuando es cometido por una persona servidora pública e incrementa al doble cuando el delito se ejecute en contra de una persona perteneciente a un grupo indígena o en condiciones de vulnerabilidad social.