fbpx

Onésimo Cepeda, quien estuvo inmerso en diversas controversias cuando fue Obispo de Ecatepec, se registrará como precandidato a diputado local del Congreso del Estado de México, arropado por el partido Fuerza por México.

Cepeda Silva, de 84 años, se ha caracterizado por sus declaraciones polémicas sobre la vida política y social del país. Él siempre aseguró ser “daltónico porque no veía colores”, cuando se le preguntaba sobre sus preferencias partidistas, sobre las elecciones o después de haber votado.

En un comunicado, Fuerza por México, invitó a los medios de comunicación a acudir al registro de Cepeda Silva este lunes, en su sede.

Controversial

La Constitución de México estipula en su artículo 40 fracción V, que para ser diputado, propietario o suplente, se requiere no ser ministro de algún culto religioso, a menos de que se separe formal, material y definitivamente de su ministerio cuando menos cinco años antes del día de la elección.

Onésimo Cepeda fue obispo de la Diócesis de Ecatepec desde su fundación, en 1995. El 7 de mayo de 2012 dejó de ser prelado, luego de que el papa Benedicto XVI aceptó su renuncia. La cual presentó el 25 de marzo de ese año, al cumplir 75 años, edad obligatoria de jubilación.

Es considerado uno de los religiosos más polémicos que ha tenido el país por sus aficiones, acusaciones legales y vínculos con empresarios y políticos.

Onésimo Cepeda, fue uno de los opositores más radicales al movimiento de los campesinos de San Salvador Atenco. Éstos lograron echar abajo la construcción del aeropuerto en Texcoco. Aun cuando haya muerto una persona o 500 se debió haber construido la terminal aérea, dijo en 2002.

En el ámbito político se confrontó en diversas ocasiones con integrantes de la izquierda. Si finalmente queda como candidato Cepeda Silva iniciaría campaña el 30 de abril.

Con información de La Jornada

Comentarios