Gobierno extingue el fondo de ayuda para Honduras y El Salvador

El fideicomiso Fondo México, encargado de gestionar las ayudas de 30 millones de pesos a Centroamérica para implementar programas sociales, será extinguido sin que Honduras y El Salvador hayan recibido un peso.

El dinero se encuentra en el Banco del Bienestar, según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que asegura que los planes, suspendidos a causa de la COVID-19, no corren peligro. Por el momento el apoyo se limita a una promesa incumplida. El canciller Marcelo Ebrard aseguró en agosto de 2019 que para marzo de este año “Sembrando Vida” y “Jóvenes Construyendo el Futuro” estarían operando en los dos países centroamericanos. Estaba previsto que en ese momento se realizara una primera evaluación. Llegó la pandemia, se paralizó todo el proceso, pero ni siquiera se había definido un método para medir los resultados.  

El Fondo México es como se conoce en este sexenio al Fondo Yucatán, un plan de inversiones para Centroamérica y el Caribe que data de 2011, cuando lo puso en marcha el entonces presidente Felipe Calderón. De ahí proceden los 30 millones que México prometió a Honduras y El Salvador para poner en marcha programas sociales con los que tratar de frenar la migración irregular a Estados Unidos. El fondo, según confirmó la SRE, desaparecerá por el “Decreto por el que se ordena la extinción o terminación de los fideicomisos públicos, mandatos públicos y análogos”, publicado el 2 de abril de 2020 en el Diario Oficial de la Federación (DOF). 

“Dicha extinción no implica la cancelación del compromiso adquirido por México para la ejecución de los programas referidos en Honduras y El Salvador, pues de conformidad con las reglas de operación, el convenio de canalización y los respectivos contratos de donación del Fideicomiso los recursos se encuentran concentrados en el Banco del Bienestar S.N.C., I.B.D., como intermediario financiero, y los mismos se dispersarán en cuanto existan las condiciones óptimas, de conformidad con la naturaleza y lineamientos que cada programa establece para ello”, dijo la SRE.

La orden de extinción del Fondo México dicta que sus recursos sean reintegrados a la Tesorería de la Federación, según una orden firmada por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, a la que tuvo acceso Animal Político

Los trabajos para implementar “Jóvenes Construyendo el Futuro” y “Sembrando Vida” en Honduras y El Salvador están paralizados desde marzo a causa de la pandemia por COVID-19. No obstante, tampoco se han cumplido con los plazos estipulados hace un año, cuando López Obrador firmó los acuerdos con sus homólogos Nayib Bukele y Juan Orlando Hernández. El canciller, Marcelo Ebrard, aseguró entonces que para marzo se habría desplegado los programas sociales en ambos países centroamericanos y que estaba previsto crear 20 mil empleos en cada uno de ellos.

En el momento de su suspensión apenas se había alcanzado una sexta parte de las inscripciones anunciadas. La Agencia Mexicana de Cooperación y Desarrollo (Amexcid), encargada de la gestión de los programas, reconoció en que hay 8 mil personas en el proceso, sin especificar cuántos corresponden a cada país. Se trata de la misma cifra que su titular, Laura Elena Carrillo Cuevas, dijo en marzo que se habían inscrito en El Salvador. En todo caso, es un número muy alejado de los 40 mil registros que el canciller Ebrard vaticinó en agosto, cuando presentó públicamente la iniciativa en la conferencia mañanera. 

Según Ebrard, en marzo estaba previsto que los programas estuviesen funcionando y se realizara una primera evaluación conjunta con los gobiernos de El Salvador y Honduras. Sin embargo, Amexcid reconoce que todavía no se han elaborado los mecanismos que permitan testar el trabajo institucional. “Se están realizando las consultas con diversos organismos evaluadores para establecer los mecanismos necesarios que permitan llevar a cabo las evaluaciones a las iniciativas de Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro aplicadas fuera del territorio nacional”, dijo la agencia en una respuesta a una solicitud de información pública.

Desde que se anunciaron los programas, la directora de Amexcid, Laura Elena Carrillo Cubillas, se ha desplazado en diez ocasiones a Honduras, El Salvador y Guatemala. Estos viajes oficiales quedaron registrados en los informes de comisiones oficiales a los que accedió Animal Político tras solicitud de acceso a la información. 

Los primeros encuentros tuvieron lugar entre el 7 y 11 de julio en Tegucigalpa, Honduras, y San Salvador, El Salvador. En aquellas primeras tomas de contacto los funcionarios mexicanos explicaron el funcionamiento del programa. En El Salvador comenzó el trabajo conjunto del equipo técnico mientras que, en Honduras, además, trabajaron en la visita que Juan Orlando Hernández realizó a México a finales de mes. 

Con información de Animal Político 

 
fb-share-icon20
20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *