fbpx

Los puestos que buscan los políticos con protección van desde síndicos hasta diputados federales.

El Gobierno del Estado de México informó que a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana ofrece medidas de protección a 18 candidatos a diputados federales, locales y alcaldes, por presentar algún riesgo a su integridad física durante las campañas electorales en marcha.

Dijo que, adicionalmente, elementos de la Secretaría de Seguridad tienen presencia permanente en cada una de las instalaciones de las Juntas y Consejos Distritales y Municipales Electorales, con el fin de dar resguardo y custodia de las mismas, además de los candidatos que lo han solicitado.

En este sentido, dio a conocer que se han otorgado 18 medidas de protección: 10 corresponden a candidatos de presidencias municipales; tres a diputados locales; dos para las diputaciones federales y dos para regiduría. La última medida es para una persona que busca una sindicatura.

Explicó que Morena se coloca en primera posición con seis de las 18 medidas de protección, seguido por tres para el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y otras tres para la coalición entre el Partido del Trabajo (PT), Morena y Nueva Alianza.

Las otras seis corresponden a los siguientes partidos, con una medida de protección por contendiente: Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista, Redes Sociales Progresistas (RSP), Movimiento Ciudadano (MC), Partido Encuentro Social (PES) y, finalmente, la coalición entre el Partido Acción Nacional, PRI y PRD.

Cada una de éstas se encuentran distribuidas en 16 municipios del Estado de México, entre ellos, Ozumba y Jilotepec, con tres y dos medidas de protección, en cada localidad, respectivamente.

En tanto, las otras 14 municipalidades, las cuales suman una medida por cada una, son las siguientes: Toluca, Teotihuacán, Acolman, Almoloya de Juárez, Almoloya del Río, Amecameca, Cuautitlán Izcalli, Metepec, Nicolás Romero, Ocoyoacac, Tianguistenco, Villa Victoria, Xalatlaco y Villa de Allende.

Con información de El Economista

Comentarios