Estado de México, el laboratorio político

Por: Jorge Ernesto Inzunza

El Estado de México en el argot político siempre había sido denominado “el laboratorio político del país”. Queriendo expresar con esto, que muchas de las cosas que pasan en nuestra nación, antes se había explorado su viabilidad en nuestra entidad. Aquí se había puesto a prueba y si superaba las expectativas, entonces se aplicaba por todo el territorio.

Esto se veía así por algunos hechos concretos, el más reciente la ola roja mexiquense, que en la elección presidencial pasada, salió de Toluca hacia Los Pinos y logró su cometido, sin embargo la mayoría de las veces solo se trataba de narrativa de leyenda urbana. Un cuento como hay muchos en México que a tanto de repetirse una y otra vez pasan a ser parte de la historia.

La pluralidad legislativa, la transición de poder municipal, las primeras alianzas electorales sólo por citar algunos ejemplos concretos, se dieron primero en tierra mexiquense y después se exportaron a toda la República.

Hago esta reflexión para rescatar lo que sea importante y necesario de esta realidad. Es decir, ahora en la actualidad como se encuentra nuestra democracia, tenemos que hacer un ejercicio para lograr que los poderes y las instituciones tengan los pesos, contrapesos y equilibrios que se necesiten para que nuestro sistema político local funcione.

En nuestro Estado de México, el gobierno estatal es de un signo político el PRI, la cámara local tiene mayoría de MORENA, las presidencias municipales, la mayoría también son de este signo político, pero hay algunas muy importantes en manos de ACCIÓN NACIONAL y otros partidos como el PRD, en el Poder Judicial lo más importante es que se mantenga como una institución imparcial para que pueda administrar justicia.

Este es el panorama político. Social, judicial electoral que tenemos. Pero la realidad dicta que vienen procesos muy complicados que se pretenden implantar en tierra mexiquense. Ahora se invirtieron los papeles y el laboratorio que es el país en la elección de López Obrador se pretende implementar en el Estado de México.

En el 2021 con la intromisión del presidente de la República pretenderán ir por todos los municipios del estado para ponerlos al servicio de MORENA, después controlar los otros poderes como ya empiezan a hacerlo en el país y sofocar las elecciones democráticas.

En el PAN estamos listos para enfrentar estos retos y estamos preparándonos para que nuestro partido sea opción para los ciudadanos y así defendamos a las instituciones democráticas. No hay democracia sin demócratas, y nosotros lo somos por eso empezamos renovando nuestras dirigencias municipales. Este es el primer paso de muchos otros que daremos.

Publicada en El Sol de Toluca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *