Enrique Vargas, el emergente liderazgo panista

Por: Lourdes Mendoza

Muchos pensaron que después de la pasada elección presidencial el PAN se desmoronaría poco a poco. Tiempo después, con una elección complicada en la dirigencia nacional del blanquiazul, en la que resultó ganador el michoacano Marko Cortés, parece que las aguas panistas han tomado su nivel.

Y aunque a muchos seguidores de la 4T les incomode, la realidad es que el PAN es la segunda fuerza política de nuestro país, supo mantener a flote el barco después del huracán electoral morenista, pues salvo sus excepciones, como en todos lados, se concentraron en mantener la unidad interna en vez de repartir culpas ¿Y qué creen? Que pieza clave de esto, viene de un personaje emanado del municipio mexiquense de Huixquilucan, Enrique Vargas.

Quien, además de gobernar uno de los municipios más importantes del Edomex, económicamente hablando, ha logrado llamar la atención de propios y extraños. Por ejemplo, de acuerdo con una encuesta de Massive Caller, sobre “Índice de aprobación de los principales alcaldes del país”, lo ubicó en el top ten entre los alcaldes de todo México y el primero lugar en su estado. Lo cual, es congruente y consistente con su gestión pues en materia económica ha logrado que calificadoras como Fitch Ratings y RH Ratings, eleven la calificación del municipio. Convirtiéndose en el municipio mejor evaluado gracias a la disciplina financiera, al bajo nivel de endeudamiento y a la capacidad recaudatoria sobresaliente que han mostrado. Además, no han adquirido más deudas. 

Además súmele, que mientras el gobierno federal cierra estancias infantiles, en el gobierno de Enrique Vargas, contra corriente, apostó por abrir más estancias en el municipio. ¡así cómo lo están leyendo! pero también ha destinado una inversión importantísima para la atención a grupos vulnerables en el Complejo Rosa Mística, el cual cuenta entre otras cosas con un centro para rehabilitación para personas con discapacidad, como pocos en el estado y el país; un albergue para menores, uno para adultos mayores, un centro contra las adicciones y un hospital muy bien equipado.

Como presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), no le ha temblado la voz para hablar de los temas que los ocupan y preocupan y de llamarle a las cosas por su nombre. Como cuando declara que el gobierno de la 4T les recortó este año casi mil millones de pesos al subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública, y que de seguir por este camino en seis años tendrá 6 mil millones de pesos menos para la seguridad de sus municipios, razón por la cual le piden al gobierno rectifique y les regrese en dinero que recortó. De hecho, lo acaban de reelegir, cosa que nunca antes había pasado en la historia de esta asociación. 

Dentro del PAN, lo ven con buenos ojos, ya que ha sido pieza fundamental para la unidad del partido. Su cohesión política no sólo la ejerce dentro de su partido, pues es de los pocos políticos que se lleva bien con absolutamente todas las fuerzas políticas; dicho en otras palabras, no tiene grillas con nadie ¡quiúboles!

Dicen los que saben, que además de su excelente trabajo en Huixquilucan, Enrique Vargas ha hecho lo que nadie en su partido había logrado jamás, construir una fuerza política al interior del PAN con miras en las elecciones locales de 2021 y para la gubernatura en 2023. 

Sin duda, es un personaje al que habrá que seguir muy de cerca, de mí se acuerda. 

Con información de Eje Central

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *