fbpx

Preocupa proyecto de presa Madín: registra escasez y contaminación.

La Legislatura mexiquense exhortó a los Gobiernos federal y estatal a que de realizarse el proyecto de suministro de agua a la Ciudad de México, a través de la presa Madín, garanticen el derecho de acceso al agua a las y los mexiquenses que reciben el líquido de ese cuerpo de agua.

Además, pidió que brinden un informe detallado de la sustentabilidad del proyecto para que no se afecten la vida, ni los ecosistemas del lugar que se han cuidado y protegido por la población.

También llamó a destinar los recursos suficientes para habilitar la infraestructura de la Presa San Juan, ubicada en la reserva de los Ciervos, en el municipio de Atizapán de Zaragoza, la cual, funciona como reguladora de los escurrimientos, pero registra daños en su estructura y requiere funcionar adecuadamente para evitar desbordes y garantizar una correcta captación de agua.

La diputada Ingrid Schemelensky Castro, del PAN, refirió que el Gobierno de la Ciudad de México anunció el pasado 2 de abril que habrá un Sistema de Potabilización y un circuito de agua potable que suministrará 500 litros de agua por segundo desde la Presa Madín para la capital del país.

¿Prioridad para la CDMX?

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que, ante el bajo nivel de agua en el Sistema Cutzamala el abasto ha disminuido para la capital del país, por lo cual buscan nuevas fuentes.

Por ello, este mes iniciará la construcción de una Planta Potabilizadora para llevar agua a la Ciudad de México y un sistema de tubería para municipios mexiquenses.

Aún cuando la legisladora admitió la necesidad de aumentar la cantidad de agua para la Ciudad de México, pidió tener presente que en los últimos años se ha registrado un bajo nivel de captación de agua en las presas del Estado de México; entre ellas, la Madín, ubicada entre Atizapán de Zaragoza y Naucalpan, pues el 2020 fue uno de los años con menos lluvia, de acuerdo con el monitoreo de Conagua.

Ciudadanos en contra

Colonos de fraccionamientos de Naucalpan y de la Zona Esmeralda, en Atizapán de Zaragoza, han señalado que no están de acuerdo en abastecer de agua potable a los habitantes de la CDMX, porque la Presa Madín ya registra escasez.

Los vecinos de Lomas Verdes y la Concordia denunciaron que desde el 2016 han enfrentado severos problemas de abasto de agua potable por culpa de los desarrolladores de vivienda, que no entregaron la infraestructura hidráulica al gobierno municipal.

La diputada del PAN alertó que el nuevo proyecto puede generar afectaciones graves al entorno de Presa Madín, al equilibrio de los ecosistemas, pues la disminución extrema de agua, principalmente en la temporada de sequía, impactará la vida y desarrollo de los seres vivos, ya que la intención es brindar agua de manera constante y no solo por temporadas.

«Otro de los principales problemas que podríamos enfrentar es la disminución en la cantidad de agua para los habitantes de la zona, el cual, se suma al desabasto que se tiene en el municipio por la disminución del líquido proveniente del sistema Cutzamala, que ha ocasionado un recorte al suministro, con riesgo de extenderse en caso de que no cambien las condiciones de falta de lluvia, de acuerdo a la misma Conagua», sostuvo.

Escasez y contaminación

La diputada añadió que actualmente hay reparto de agua a las viviendas a través de pipas y tandeo en las colonias, ya que el líquido llega en muy poca cantidad y sólo algunos días a la semana. Además, no ha habido solución al problema de contaminación en la presa.

Diversas investigaciones a la presa, entre ellas una del Instituto Politécnico Nacional, han determinado que contiene aluminio en concentraciones que rebasan las permisibles para la protección de la vida acuática y contaminantes emergentes, como: restos de fármacos y residuos de productos de higiene personal y limpieza, naproxeno, diclofenaco, paracetamol, restos de bloqueadores solares, entre otros.

Organizaciones como la Comisión de Cuenca de Presa Madín, dijo, han manifestado que para aumentar la cantidad de agua para el valle de México desde la Presa, es necesario no sólo una planta potabilizadora; sino también una reingeniería en el proceso de potabilización, construcción de plantas tratadoras en las descargas directas a la presa, instalación de humedales y un proceso de ordenamiento ecológico.

Con información de El Sol de Toluca

Comentarios