¿EDOMEX esconde las cifras de homicidios?

El Estado de México es la entidad con peor confianza en estadísticas de homicidios, reveló el Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal (ICEC), realizado por México Evalúa.

El índice, que mide la posible correlación entre los homicidios culposos y dolosos mediante cuatro pilares, reveló que de las 32 entidades que integran el país, el Estado de México tiene serios problemas en tres de las cuatro variables. Estas cuatro variables son cifras de asesinatos que provienen de las fuentes oficiales (el INEGI y el SESNSP) buscando divergencias; cantidad de eventos anómalos registrados que, por la naturaleza de los datos, tendrían que ser muy improbables; la relación entre homicidios dolosos y culposos, dos eventos que no tendrían que estar relacionados, pero que lo están cuando se verifican casos de reclasificación y ejercicio de detección de incentivos para reportar erróneamente las cifras homicidas.

Primero, la entidad muestra la tercer mayor diferencia entre las defunciones por homicidio y los homicidios dolosos reportados por el SESNSP (incluso considerando el factor promedio de víctimas por carpeta de investigación). Segundo, cuenta con el mayor número de irregularidades entre los homicidios culposos que reporta. Tercero, su término de error está muy por debajo de cero, lo cual apunta a un subreporte de homicidios culposos y posiblemente de delitos en general. El subreporte de homicidios accidentales es una situación poco común, debido a que pueden actuar distintos incentivos para hacerlo, pero con la información disponible no es posible asegurar con precisión el incentivo que lo motiva.

El índice encuentra que, a lo largo del periodo 2009-2018, el SESNSP reportó 16 mil 352 carpetas de investigación por homicidio doloso en el Estado de México. Multiplicando esta cifra con el promedio de víctimas por carpeta de investigación (2015-2018) se obtienen 18 mil 454 víctimas aproximadamente. Por su parte el INEGI reportó 24 mil 226 defunciones por homicidio. La diferencia son 5 mil 772 víctimas de homicidio doloso. Estos son 31% por arriba de los reportados por el Secretariado, haciendo que la calidad de los datos de homicidio sea básicamente nula.

Además, los niveles de oscilación en homicidios culposos son demasiado aleatorios. En la evolución de 1997 a 2017, hay un descenso demasiado dramático de reportes de homicidios dolosos de 2007 en adelante. Esto quiere decir que se solía reportar muchos más homicidios culposos entre 1997 y 2007.

Finalmente, el Estado de México presenta considerablemente menos homicidios culposos que lo que predeciría el modelo de regresión, lo cual se traduce en un subreporte sistemático de homicidios culposos y probablemente también de otros delitos. Dicho en otras palabras, el margen de error en la entidad es tan grande que todo apunta a una manipulación de datos para hacer pasar homicidios dolosos como culposos. México Evalúa propone en su índice auditar los datos de esta entidad para descubrir el motivo real para dicho subreporte (incentivos políticos, metas institucionales, falta de capacidades, etcétera).

En resumen, hay una gran cantidad de asesinatos intencionales que se están clasificando como accidentales, pero, por la misma manipulación de cifras y falta de transparencia, es imposible determinar con exactitud cuántos y cuáles. 

Con información de The Observer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *