fbpx

El penal de Temascaltepec fue cerrado ayer porque no contaba con la infraestructura ni servicios adecuados, por lo que las 164 personas que ahí se encontraban recluidas fueron reubicadas en otros centros penitenciarios del estado de México, informó la Secretaría de Seguridad de la entidad.

En un comunicado, la dependencia detalló que los reos que estaban en Temascaltepec ya fueron ingresados a las cárceles de Tenancingo del Sur, Valle de Bravo y Almoloya de Juárez, y sus familiares fueron notificados.

“Esta acción se llevó a cabo para salvaguardar la integridad de las personas privadas de la libertad, así como dignificar su proceso de reinserción social e internamiento, ya que el centro penitenciario no contaba con los servicios adecuados, tales como áreas deportivas, de salud, educación y trabajo; asimismo, la infraestructura representaba una alta vulnerabilidad para mantener la seguridad y el orden al interior.”

La Secretaría de Seguridad afirmó que en todo momento se respetaron los protocolos y las medidas sanitarias correspondientes; representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos supervisaron las labores y se contó con el apoyo de elementos de la Guardia Nacional, así como personal médico, que certificó la condición de salud de todos los reclusos.

La dependencia señaló que en el traslado participaron 80 elementos tácticos, 72 uniformados de seguridad y custodia, y se utilizaron 14 vehículos.

El inmueble de lo que era el penal de Temascaltepec será transformado en un destacamento de la Policía estatal “que permitirá ofrecer a la ciudadanía mayor vigilancia en el municipio”.

Co información de La Jornada

Comentarios