fbpx

Mientras la Secretaría de Salud federal estableció que la Ciudad de México seguirá en semáforo naranja, el Gobierno capitalino decidió reabrir más actividades y ampliar las que operan, toda vez que los indicadores de la pandemia, como la hospitalización, van a la baja y están en niveles mínimos desde el arranque de la contingencia. Por ello, las autoridades locales indicaron que el color es naranja hacia el amarillo.

El lunes regresarán oficinas privadas, con 20% de aforo; fiestas infantiles con máximo 50 personas y al aire libre, y se eliminaron las restricciones de horarios para gimnasios y cines.

“Recibimos la notificación de que seguimos en semáforo naranja; habrá nuestras diferencias en la interpretación de algunos de los indicadores [con la Secretaría de Salud], pero no queremos entrar al detalle de ello, sino sencillamente mostrar a la ciudadanía que todos los indicadores muestran que vamos a la baja, y eso nos permite ir abriendo nuevas actividades, independientemente de que nos encontremos en el semáforo naranja”, afirmó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Declaró que a pesar de que la capital del país está cerca del Estado de México, éste sí cambió al semáforo amarillo.

El director General de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), Eduardo Clark García Dobarganes, explicó que los dos de 10 indicadores por los cuales no se pasó al color amarillo fueron la tendencia de síndrome Covid y tasa de incidencia de síndrome Covid entre 100 mil habitantes, ambos se encuentran en cuatro puntos pero debe ser menor.

Añadió que las hospitalizaciones se encuentran en su punto más bajo que abril de 2020 y la positividad es de 7.5%.

Nuevas actividades

Como parte del programa Reactivar sin arriesgar, a partir de la próxima semana estarán permitidas oficinas corporativas privadas, baños públicos y vapores, reuniones, capacitaciones de negocios y fiestas infantiles, y se eliminan las restricciones de horarios para cines y gimnasios.

En el caso de oficinas corporativas, sólo se permitirá el aforo máximo de 20%, 40% de personas proveniente del exterior, separación en espacios distintos y divisiones físicas como mamparas, uso de QR para pruebas, cubrebocas y filtros sanitarios.

Si se programan citas con personas ajenas al edificio, para reuniones no se ofrecerán bebidas ni alimentos, ni se hará entrega de objetos que no se puedan limpiar fácilmente, además no se podrán realizar reuniones con más de seis participantes.

Como parte de la ampliación de “Ciudad al Aire Libre”, las reuniones y fiestas infantiles se van a permitir con un máximo de 50 asistentes, uso de cubrebocas, registro de las personas para rastreo de contactos, horario hasta las 21:00 horas y no se permitirán áreas de baile ni alcohol.

En baños y vapores se permitirá un aforo de 30%, asignación escalonada de los cubículos ocupados, filtros sanitarios a la entrada, desinfección frecuente ventilación continua.

Hospitales

Ante el descenso de los hospitalizados, la secretaria de Salud local, Oliva López Arellano, dijo que se trabaja en la desconversión de los centros que atienden Covid-19, y hasta el momento han recuperado 50% de las camas en hospitales generales híbridos de la red local.

Al respecto, Claudia Sheinbaum Pardo aclaró que cada institución de salud tiene sus propios programas de desconversión y la siguiente semana se reunirán para coordinarse con los institutos federales.

Respecto a la campaña de vacunación, la jefa de Gobierno adelantó que la inmunización para los adultos mayores de 60 años para su segunda dosis seguirá la siguiente semana en las alcaldías Tlalpan, Gustavo A. Madero e Iztapalapa.

Con información de El Universal

Comentarios