Además, detalló, que la creciente moda de realizarse tatuajes resulta también una fuente potencial de infección, no solo para VIH, sino para otros virus como hepatitis B y C.

“Por eso siempre recomendamos que si se van a tatuar, busquen un lugar que tenga las condiciones mínimas de limpieza, con antisepsia de instrumentos”, recomendó.

El especialista dijo que, aunque es complejo, las autoridades de salud necesitan reforzar e implementar estrategias para hacer llegar el mensaje a los jóvenes sobre las conductas de riesgo para infectarse de este virus, y así evitar el crecimiento en las cifras de personas que son portadores del mismo.

Con información de Sin Embargo