Avionazo deja 13 muertos; dos familias perecieron

Iban de Las Vegas a Monterrey, luego de presenciar la pelea de Saúl Canelo Álvarez; ya buscan los restos.

El accidente de un avión privado en Ocampo, Coahuila, dejó como saldo la muerte de 13 personas, entre ellas dos familias y tres tripulantes, confirmaron autoridades.

La Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila informó sobre la muerte de las 13 personas que viajaban en un jet privado procedente de Las Vegas, Nevada, hacia Monterrey, Nuevo León, y que se perdió la tarde del domingo pasado en la sierra de Coahuila.

La aeronave venía de la llamada ciudad del juego, donde los pasajeros habían presenciado la pelea del boxeador mexicano Saúl Canelo Álvarez, quien ganó a Daniel Jacobs el título mediano de la FIB.

La dependencia estatal dijo que un avistamiento aéreo permitió ubicar los restos de la aeronave matrícula N601VH en una zona de difícil acceso en la región serrana del municipio de Ocampo, Coahuila, cerca del Ejido La Rosita.

Subrayó que en el sitio no se observaron sobrevivientes, confirmando la muerte de tres integrantes de la tripulación y 10 pasajeros, que habrían salido del aeropuerto de Las Vegas, Nevada, con destino a la ciudad de Monterrey, a donde deberían haber llegado desde la tarde del domingo.

LOS OCUPANTES

Según las autoridades, en el avión privado Bombardier Challenger 601 viajaban Ramón Amauri Vela (58 años), su esposa Martha Isabel García Lagunes 44 años y su hijo Gary Amauri Vela García (20 años).

Ramón Amauri Vela y Martha Isabel García habían formado una familia que residía en Villahermosa, Tabasco.

Ahí habían desarrollado su vida junto con sus hijos, Gary y Martha Naomí, quienes fueron enviados a estudiar fuera de la ciudad tabasqueña: Gary a Monterrey y Martha a la Ciudad de México.

Su afición a los deportes hizo que Ramón, quien era ingeniero petroquímico, junto con su esposa e hijo, decidieran viajar a Las Vegas para presenciar la pelea de Saúl Canelo Álvarez

La hija, Martha Naomí, no viajó con ellos debido a compromisos escolares, lo que finalmente le salvó la vida.

Los jóvenes se trasladaron en Semana Santa a Villahermosa para estar con sus padres y convivir con sus amistades.

DE PROGRESO

Por su parte, Luis Octavio Reyes Domínguez (55 años) viajaba con su esposa, Loyda Liliana Luna Larrosa (49 años), y sus tres hijos:  Frida Alejandrina Reyes Luna (20 años), Jade Paola Reyes Luna (26 años) y Guillermo Octavio Reyes Luna (23 años).

En el mismo vuelo se trasladaban el novio de Jade, Manuel Alejandro Sepúlveda González (26 años), y la novia de Guillermo, Mónica Leticia Salinas Treviño (23 años).

En redes sociales aparece la familia en viajes anteriores, como por ejemplo el de febrero pasado cuando acudieron al Super Bowl en
Atlanta, Estados Unidos.

Luis Octavio Reyes Domínguez es originario de Progreso. Era hijo de la señora Morelia Domínguez y era trabajador petrolero, aunque desde hace varios años había cambiado su residencia entre Estados Unidos y Monterrey.

Su esposa, Loyda Luna también es originaria de Progreso, hija de los señores Guillermo Luna y Pilar Larrosa; la madre y la hermana aun siguen viviendo en dicho puerto.

De acuerdo con el plan de vuelo dado a conocer por las autoridades, la lista de tripulantes estaba integrada por Juan José Aguilar Talavera, comandante; Luis Ovidio González Flores, primer oficial, y Adriana Monserrath Mejía Sánchez, sobrecargo.

Petroleros

La empresa petrolera mexicana Typhoon Offshore dio a conocer que Luis Octavio Reyes Domínguez y Ramón Amauri Vela eran ejecutivos de la compañía y lamentaron sus decesos, así como de sus respectivas familias y la tripulación del avión.

Por su parte, la Dirección General de Aeronáutica Civil señaló ayer por la tarde que trabaja con otras agencias para la recuperación de los cuerpos y los restos de la aeronave.

El avión estaba registrado a la compañía TVPX, con sede en Utah, aseguradora, aduanal y fiduciaria.

El administrador del aeropuerto de municipio de Frontera, Miguel Ángel Villarreal, explicó que el avión fue localizado a 129 millas de Monclova. Efectivos de Sedena, Protección Civil y Seguridad Pública trabajan en la zona.

CANELO ÁLVAREZ ORA POR LOS FALLECIDOS

SALTILLO.— Tras el accidente aéreo en Coahuila, donde murieron 13 personas, el boxeador mexicano Saúl Canelo Álvarez envió un mensaje de solidaridad a los familiares de las víctimas.

Los fallecidos habían asistido a Las Vegas, Nevada, a ver la pelea del púgil mexicano en el T-Mobile-Arena.

En su cuenta de Twitter publicó; “lamento profundamente el terrible accidente del avión proveniente de Vegas. Agradezco de corazón el apoyo de toda la gente que viaja para ver mis peleas. Mis oraciones están con sus familiares”.

Tres miembros de la tripulación y diez pasajeros murieron al desplomarse el avión matrícula N601VH y era propiedad de la empresa norteamericana TVPX Trust Service.

SE DESPLOMÓ EN LA SIERRA

Autoridades de Coahuila realizan labores terrestres para tratar de llegar al sitio donde se localizaron los restos de un avión procedente de Las Vegas, Nevada, y con destino a Monterrey, Nuevo León, que se perdió ayer en la sierra de Coahuila.

El subdirector de Protección Civil de Coahuila, Francisco Martínez Ávalos, indicó que hasta el momento no se puede llegar al lugar del siniestro por tierra, ya que los restos de la aeronave fueron ubicados vía área, por lo cual se trata de llegar hasta el sitio.

En las labores de búsqueda de la aeronave Bombardier Challenger matrícula 601NV que desde la tarde de ayer debería haber llegado al aeropuerto de Monterrey, participaban un avión del gobierno del estado, así como otro de un particular y una más del aeropuerto de Frontera.

Con información de Excelsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *