Alistan 70 mil restaurantes de EdoMéx reinicio de labores el 15 de junio

Los 70 mil restaurantes afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el Estado de México se preparan para retomar actividades el 15 de junio, a la par de la Ciudad de México; realizan, junto con autoridades estatales, el protocolo Mesa Segura, informó el presidente Mauricio Massaud.

Explicó que este documento concuerda con lo presentado a nivel nacional, pero se ajusta a las necesidades de las 80 delegaciones mexiquenses y está integrado por 46 medidas y 11 categorías, entre ellas: sanitización, higiene del restaurante y del personal, limpieza en la cocina, reducción del aforo hasta en 25% y distanciamiento social.

El funcionamiento de barras y buffet, la barra de bar, la activación del área de niños -que por el momento permanecerán cerradas-, la prestación de los salones privados y salas de juntas, nuevos sistemas de pago a través de terminales digitales, medidas para permitir el ingreso al restaurante. como uso obligatorio de cubrebocas, el uso de gel y los tapetes sanitizantes, además de la coordinación con los proveedores.

Destacó que para los prestadores de servicio lo más importante en este momento es generar nuevas cartas, menús, incluso que sean digitales para evitar en todo lo posible el contacto entre trabajadores y comensales que ponga en peligro la propagación del virus, además de establecer todo tipo de medidas sanitarias que recuperen la confianza de los consumidores.

El protocolo consta de varios apartados desarrollados a través de mesas de trabajo, desde hace tres semanas, conjuntamente con la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México, que podría darle el visto bueno la próxima semana, pero que a grandes rasgos implica la sanitización de los establecimientos, la higiene y cuidado de colaboradores, además de clientes.

El presidente de la Canirac en Estado de México afirmó que la meta es una inversión mínima en tapetes sanitizantes, gel antibacterial, sanitización nebulizada, alcohol, mascarillas, cubrebocas, pero garantizar que todo el personal cumpla con los requerimientos considerados.

Agregó que la crisis financiera para estos establecimientos es grave, y si bien algunos lograron convenios con sus colaboradores, al menos el 15% no logrará abrir en junio, lo que implica un despido de al menos 50 mil trabajadores del gremio.De modo que, alertó, en caso de un nuevo brote de la enfermedad durante el mes de diciembre, el sector restaurantero solicitará que no cierren estos establecimientos porque podrían quebrar definitivamente.

Con información de El Universal 

fb-share-icon20
20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *